viernes, 27 de julio de 2012

La  gama de los marrones, desde las tonalidades más intensas como el 
chocolate, hasta las más suaves como el caramelo, es perfecta para crear 
un ambiente cálido. Más aun si se matiza con colores crudos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Seguidores